¿QUÉ ES LO QUE MÁS AMAS?

Pasaje clave: Génesis 22

 

La promesa se había cumplido. Dios le había dado descendencia, lo había prosperado y bendecido muchísimo, pero llegó el tiempo de volver a ser probado (vs.1)

¿Qué le pide Dios a Abraham? (vs.2)

¿Y qué decide hacer Abraham? (vs.3 al 6,  9-10)

 

Abraham hizo TODO lo que Dios le dijo. El no pensó en ningún momento que esto podría venir de Satanás. Él sabía que Dios estaba detrás de esta prueba terriblemente difícil. Y a pesar de todo lo que pudo haber pensado y sentido, Abraham obedeció.

Sería muy tonto pensar que él estaba “feliz” con lo que Dios le pedía. ¡Por supuesto que no estaba feliz! ¡Se debía sentir terriblemente mal!

Todo el camino hasta el monte debió haber sido una agonía preguntándose una y otra vez por qué. ¿Por qué Dios me da un hijo si ahora me pide que lo sacrifique como a un animal?

¿Por qué estar 25 años esperándolo para perderlo en un solo instante?

¿Por qué me hizo promesas que ahora quiebra?

¿Es que acaso Dios es igual a los insensibles dioses paganos que reclaman sacrificios de vidas humanas?

Si Isaac muere todo el propósito se echa a perder para siempre, ¿acaso Dios no lo sabe? ¿Por qué entregar a Isaac si lo amo profundamente? Lo amo más que a nada en el mundo.

 

Sincérate contigo mismo.

¿Cuáles (o cuál) son las cosas o personas que más amas?

“¿Cómo puedo saber qué es lo que más amo?”

Es fácil. Responde 2 preguntas claves y te darás cuenta por ti mismo/a.

 

1. ¿Qué es lo que más te dolería perder?

¿Qué es “eso” que si algún día lo llegaras a perder, te lo robaran, se muriera, o se fuera de tu vida, te produciría un tremendo dolor y una gran angustia?

“Eso” que más te dolería perder es lo que más amas.

 

2. ¿A qué le dedicas tu mayor tiempo y en qué gastas el mayor dinero?

El tiempo que voluntariamente le dedicas a algo o a alguien es una medida importante del “amor” que sientes por “eso”. Igual con respecto al dinero que le inviertes o gastas.

Imagínate ahora, que Dios te pide que le entregues “eso” que más amas, que renuncies totalmente a “ese” amor. ¿Cómo te sentirías?

¿Qué pensarías de Dios? Se sincero.

 

Cuando Abraham estaba a punto de sacrificar a Isaac, Dios lo detiene y le prohíbe lastimarlo. ¿Por qué piensas que Dios hace esto? (vs.11 al 13).

Dios le permitió quedarse con lo que amaba (con su hijo) sólo después de haber probado su corazón y su amor. Isaac había llegado a ser tan importante para Abraham que el amor por él ocupaba el mismo lugar que el amor por Dios. Teniéndolo a Isaac, lo tenía todo. Se sentía seguro, con ganas de vivir, completo y no necesitaba nada más, o necesitaba menos de Dios que antes. El corazón de Abraham ya no le pertenecía totalmente a Dios, ahora también le pertenecía a Isaac. Por esto Dios lo puso a prueba.

Dios no comparte tu corazón con nada ni con nadie. Él tiene todo el derecho de ser el único en tu vida. #SerieDesafíos

 

¿Qué nombre le dio Abraham a aquel lugar? (vs.14)

¡Wooooww! ¡Créelo! ¡Repítetelo a ti mismo/a una y mil veces! ¡Dios proveerá! ¡Dios proveerá! ¡Dios proveerá! En el lugar de la comunión, en el lugar de la revelación, Dios te proveerá. Esta es la misma palabra de fe que Abraham ya había declarado (vs.8). Mira cómo hablas, porque con tus palabras matas las promesas y el propósito o los mantienes vivos.

 

¿Cómo lo bendice Dios luego de haber probado su corazón? (vs.15-18)

Con su palabra de fe y su actitud de obediencia, Abraham le demostró a Dios que Él volvería a ser lo primero en su corazón. Y Dios lo bendijo mucho más que antes.

 

Hay muchas cosas importantes en tu vida y seguramente amas a algunas de ellas más que a otras: tus padres, tu familia, un amigo especial, tu novia/o, el dinero, el ministerio, el estudio, el trabajo, la ropa o un instrumento musical. Pero nada de esto puede tener el 1º lugar en tu corazón. A “eso” que más amas Dios te lo reclamará para que no lo ames más que a Él mismo.

Dios es tu seguridad, tu sentirte valioso, tu confianza, tu proveedor. No dependas de las cosas o de las personas sino de tu relación personal con Él.

Tu corazón y tu amor, ¿son completamente de Dios?

¿Qué personas o qué cosas en tu vida son más importantes que Él?

 

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida”

 

Por Edgardo Tosoni